• Las cosas más valiosas de la vida son abundantes y gratuitas para todos. Por lo tanto, bien podría afirmarse que todos somos ricos,